25 de noviembre: Jornada “La lámpara mágica” por la Asociación DEMÉTER

Francisca Belén García Vergara. Cada curso académico, cada año, en miles de centros escolares tiene lugar la conmemoración del 25 de noviembre como día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer. Este día fue declarado en el Primer Encuentro Feminista para América latina, celebrado en Bogotá (Colombia) en 1981 (dicha propuesta fue reconocida oficialmente en 1999 por las Naciones Unidas). En este encuentro las mujeres denunciaron la violencia de género, desde agresiones domésticas a violaciones y tortura sexual o violencia de estado: estaban en su recuerdo las hermanas Mirabal.

            Patria Mirabal, Minerva Maribal y Maria Teresa Mirabal, conocidas como Las Mariposas, fueron asesinadas en la República Dominicana un 25 de noviembre por defender la democracia y la justicia. Además, dos de las hermanas, Minerva y María Teresa, fueron encarceladas, violadas y torturadas en  varias ocasiones (Mirabal, 2009). Su lucha se ha convertido en un símbolo para la lucha de millones de mujeres que ven en las hermanas Mirabal el heroísmo y la valentía por defender sus principios… por defender el derecho a una vida digna donde todos seamos iguales.

            Actualmente son muchas las mujeres anónimas que contribuyen a erradicar esta forma de violencia, y entre ellas existen personas de incalculable valor por su trabajo destinado a paliar las consecuencias derivadas de la exposición a la violencia de género en los/as menores que han sufrido esta experiencia en su núcleo familiar. Son las heroínas que trabajan tras el nombre de la “Asociación de mujeres DEMÉTER por la Igualdad”.

            La Asociación de mujeres DEMÉTER por la Igualdad.

            La Asociación DEMÉTER, fundada en 2008, entidad sin ánimo de lucro y de utilidad social, tiene como fin el contribuir al bienestar psicofísico y social de los/as Menores Víctimas Indirectas de la Violencia de Género. Se trata de un grupo de profesionales de diferentes ramas del ámbito social, comprometidas con la igualdad de género en nuestra sociedad.  En este sentido, aunque existe una mayor  conciencia y sensibilización de los terribles daños y consecuencias que sufre una mujer víctima de la violencia de género, esta atención a las mujeres que han sufrido malos tratos no ha venido acompañada de la visibilización como víctimas de los/as hijos/as que tienen a su cargo. De esta situación se deriva la falta de recursos y servicios específicos destinados a estos/as menores por las instituciones. De ahí que la Asociación DEMÉTER vea la necesidad de actuar con medidas específicas, destinadas a la atención e intervención con estos/as menores que ayuden a minimizar los daños ocasionados por la vivencia de situaciones violentas y dramáticas en su hogar y a prevenir futuras conductas de riesgo.

            Con este fin, la Asociación  DEMÉTER interviene y atiende a los/as menores víctimas indirectas de violencia de género, trabajando con el entorno de estos/as menores y organismos especializados para lograr su atención integral. Entre las actividades que realizan podemos encontrar:

  • Atención e intervención individual a los/as menores víctimas de la violencia de género.
  • Sesión conjunta madre e hijos/as para lograr la mejora del clima familiar.
  • Atención a madres víctimas de la violencia de género, en su función como educadoras.
  • Derivaciones a profesionales y/o Organismos en los casos necesarios.
  • Talleres de prevención en violencia de género.
  • Talleres de formación en valores de igualdad.
  • Talleres de fomento de hábitos saludables.

            Para más información contactar en www.asociaciondemeter.org, y email: asociaciondemeter@gmail.com

            Jornada “La lámpara mágica”: el dibujo infantil

            El pasado 25 de noviembre, la Asociación DEMÉTER organizó la Jornada “La lámpara mágica” junto con el Área de Igualdad del Ayuntamiento de Málaga con motivo del Día Internacional Contra la Violencia de Género. Como hilo conductor de la Jornada, se presentaron los dibujos realizados por los/as niñas y niños que han sufrido la violencia de género en su hogar. Estos dibujos escenifican los deseos que pedirían al “genio de la lámpara mágica” para mejorar su situación familiar y aquellas vivencias que desearían borrar, por arte de magia, de sus vidas.

            Mediante estos dibujos los/as menores son capaces de establecer relaciones entre su mundo interno y su mundo externo, poniendo de manifiesto su estado psicológico y emocional que permite además su socialización y expresión con su entorno. Así, la posibilidad de manifestarse a través del dibujo les proporciona un espacio propio sobre el que pueden ejercer cierto control (Cabezas, 2007). De este modo, el dibujo se convierte en una transposición o representación de algo relacionado con su realidad (Wallon y Domínguez, 1995).

            La importancia del dibujo infantil en el psicodiagnóstico está íntimamente relacionado con el empleo del lenguaje no verbal como medio para superar los obstáculos que se pueden presentar de manera oral; tales como inhibición, vergüenza, evasión o falta de madurez para exteriorizar los sentimientos. En este sentido, el dibujo infantil permite expresar a los/as menores tales sentimientos y emociones, al tiempo que esta actividad se convierte en un medio de análisis para determinar aspectos de la actitud y personalidad de los mismos. No obstante, este instrumento debe ir acompañado de otros que lo complementen, como son la entrevista con los/as menores, sus familiares, y evaluaciones relacionadas con el análisis de su comportamiento y personalidad (Cabezas, 2007).

            Aunque el dibujo infantil ha sido utilizado dentro de la psicología como un instrumento de evaluación de tipo proyectivo, el acto de dibujar en sí mismo se convierte en terapéutico ya que indica el proceso de dominar el trauma, de modo que la ventaja de realizar terapia a través del dibujo radica en la capacidad de proporcionar mayor intimidad al paciente, permitiendo expresar emociones que de forma oral podrían resultar difíciles de abordar (Goleman, 1995).

            Además, en los casos de evasión por traumas, el dibujo se transforma en la vía por la cual los/as menores recorren sus conflictos internos, pues a veces preguntar sobre sentimientos y emociones no es suficiente para determinar lo que está ocurriendo realmente en su interior, mientras que la expresión gráfica facilita el desarrollo de control sobre la problemática al plasmar en una imagen aquello que resulta más doloroso expresar con palabras, constituyendo ello el primer paso para hacer frente a una realidad difícil de asimilar por su dolor (Oster y Crone, 1987).

            Por tanto, la aportación de estos dibujos infantiles consiste en dar libertad a los/as menores para expresar sus sentimientos y al mismo tiempo, les permite ver reflejadas sus propias emociones. Todo ello acompañado de una buena conducción de la terapia, convierte al dibujo en un medio por el que los/as menores en situaciones traumáticas pueden ir adquiriendo un control sobre sus propios conflictos internos como camino a superarlos.

            Reflexiones del final del día.

            El valor del trabajo realido por las personas que trabajan en la Asociación DEMÉTER va haciéndose mayor conforme diapositiva tras diapositiva se muestran los dibujos realizados por los/as menores en sus peticiones de deseos al genio de la lámpara. Son dibujos cargados de tristeza y sufrimiento, por un lado, y que rozan la esperanza de un futuro mejor, por el otro; pero que ante todo reflejan que el camino por el que llegar a un final feliz está repleto de obstáculos y de mucho dolor en el proceso. Al mismo tiempo, las emociones que irradian las ponentes que viven diariamente con los sentimientos y emociones de estos/as menores, son capaces de traspasar los límites del protocolo y hacerse presente en los rostros de los que allí, en un silencio absoluto, escuchamos atónitos al comprobar que una realidad que la mayoría de las veces queda demasiado lejos tras las pantallas de los noticiarios, nos golpea de frente.

            Es por ello, que es necesaria una mayor conciencia y sensibilización de los terribles daños y consecuencias que sufren los hijos/as de las mujeres víctimas de la violencia de género tratados como víctimas indirectas por la exposición a esta violencia dentro de sus núcleos familiares, pero que tomando prestadas las palabras de María Teresa Pérez-Caballero, presidenta de la Asociación DEMÉTER, son víctimas “directísimas” de tales hechos violentos.

            De ahí nace el justo reconocimiento de estas heroínas del siglo XXI que luchan día a día para que estos/as menores comiencen a dibujar hogares felices donde revoloteen con radiantes sonrisas, por ese final feliz alcanzado, sus Mariposas.

            Referencias bibliográficas.

  • Cabezas López, Carlos (2007). Análisis y características del dibujo infantil. www.publicatuslibros.com. 02/12/2011.
  • Goleman, D. (1995). Emotional intelligence. New York: Bantam Books.
  • Oster, G. D. y Crone, P. G. (1987). Using drawings in asssessment and therapy: a guide for mental health professionals. New York: Brunner/Mazel.
  • Mirabal, Dedé (2009). Vivas en su jardín. Memorias. República Dominicana: Santillana Aguilar.
  • Wallon, P. y Domínguez Cruz, R. A. (1995). El dibujo del niño. México: Siglo XXI.
Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Revista 15 y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.