EVALUAR AL ALUMNADO CON LIMITACIONES EN LA MOVILIDAD. ¿QUÉ HEMOS DE VALORAR Y CÓMO?

FOTO VIVIMª Victoria Gallardo Jáuregui. Equipo de Orientación Especializado en Discapacidad Motora. Málaga. Consejería de Educación. Junta de Andalucía.

Javier Tamarit conocido y reconocido psicólogo con gran experiencia en el mundo de las personas con diversidad funcional, comenta con frecuencia que, para trabajar en este campo es necesario tener EMPATÍA, TÉCNICA Y ÉTICA.

Estas líneas versan acerca de la evaluación de personas con limitaciones motoras, de cómo los profesionales de la orientación, desde nuestro humilde pero comprometido y contrastado  punto de vista, hemos de abordarla. Y para ello no nos puede faltar ninguno de los tres ingredientes que nombra Tamarit.

Empatía es que seamos capaces de ponernos en el lugar del otro (del alumno, de la madre, de ese tutor, de la monitora, de los compañeros…). Que seamos conscientes que cuando estamos buscando potencialidades en ese niño o niña, es para establecer puentes que lo saquen de su aislamiento, que le proporcione la confianza suficiente en él y en los que le rodean.

Técnica: conocimiento de las secuelas de la dolencia que tuvo o tiene, de la evolución de su salud, saber evaluar qué metodologías son las más adecuadas en función de las características de su condición física, intelectual, emocional y social. Saber interpretar los signos de alertas de una crisis epiléptica, de una deglución atípica, de una vejiga neurógena… Si conocemos qué consecuencias tiene cada uno de estos ejemplos podremos recomendar y determinar, momentos de descanso, ejercicios para evitar que la comida se aloje en el pulmón o disponer de un aseo adaptado y limpio para poder evacuar tranquilamente esa vejiga.

Ética: es el condimento más importante, ya que si actuamos en función de ella, nuestras conclusiones y orientaciones tendrán el objetivo de velar porque ese alumno o alumna tenga las mejores condiciones posibles para su educación. En este sentido siempre hemos de reflexionar a quién favorecemos con nuestras actuaciones: ¿al desarrollo del alumnado? ¿a la comodidad de determinado profesorado? ¿ a la merma de recursos para la inclusión?

Antes de abordar el tema que nos compete en estas breves líneas, me gustaría que nos detuviésemos a observar estas ilustraciones tomadas prestadas de Daniela Kulot (2007) donde podemos observar gráficamente qué ocurre cuando nos situamos muy alejados de la situación de nuestro alumnado. Nos metemos en la piel del cocodrilo como orientadores.

Y qué pasa, si decidimos ponernos a su altura, somos capaces entonces de diseñar una intervención a su medida y un espacio que pueda ser compartido e inclusivo:

¿Qué  y cómo hemos de evaluar para establecer un buen plan de intervención?

1.- Conocer el entorno socio familiar. Las condiciones de vivienda, necesidades familiares, integración en el barrio, relaciones y apoyos familiares, disponibilidad de colaboración con tratamientos, implicación con el centro escolar.

Mediante el trabajo coordinado con servicios sociales, centros de atención temprana, gabinetes privados con entrevistas y observaciones directas.

2.- Capacidades y potencialidades del niño o niña.

– Hemos de saber con precisión la evolución de su diagnostico clínico, cuales de sus características son atribuibles a un determinado síndrome, qué hemos de preguntar a los expertos y a las familias para diseñar un buen plan de intervención.

Aspectos perceptivos. No solo hay que conocer el funcionamiento visual y auditivo sino también si hay algún problema de visión estereoscópica, dificultades de reconocimiento de figura-fondo y todos aquellos aspectos que puedan afectar al aprendizaje.

– Comunicación. Formas  y niveles de comunicación  oral,  gestual y aumentativa. Es la clave y el aspecto más importante del desarrollo humano. Para evaluar en el caso de ausencia de lenguaje oral, es necesario utilizar diferentes representaciones de la realidad (objetos, fotografías, pictogramas, alfabeto), así como disponer de distintos comunicadores con voz.

– Movilidad y Control Postural. Hemos de conocer la capacidad para desplazarse por el espacio no sólo andando, sino reptando, gateando, culeando…(todas estas funciones se podrán aprovechar para diseño de actividades de educación física). Es necesario probar distintos productos de apoyo que faciliten el desplazamiento (triciclos adaptados, andadores de distinto tipo, sillas de ruedas autopropulsable, eléctrica,…).  Asimismo hay que analizar cuales son las mejores posturas que, de forma autónoma, puede mantener el niño y en cuales necesita materiales adaptados (estabilizadores, cuñas, sillas posturales, reposapiés, adaptaciones de mesas, atriles….)

Manipulación. En este área podremos pedir información al servicio de terapia ocupacional, si es que el alumno asiste a alguno. Hemos de evaluar las funciones manipulativas con y sin productos adaptados (distintos tipos de agarre, materiales antideslizantes, lápices especiales, distintos tamaños de piezas,…) Si el niño o la niña no puede realizar una escritura manual, se ha de evaluar el acceso al ordenador con los distintos periféricos y sus adaptaciones. Asimismo es importante que se incluya el aprendizaje del manejo de programas digitales dentro del plan de trabajo como algo prioritario.

– Competencias cognitivas. La capacidad de atención, distintos tipos de memoria, reconocimiento, abstracción y resolución de problemas no pueden ser evaluadas con pruebas estándares ya que los dos canales de ejecución (motor y verbal) están alterados en muchas ocasiones. Se pueden utilizar partes de pruebas pero analizadas de forma cualitativa y anulando los tiempos de ejecución establecidos.

– Alimentación, higiene y vestido. Estos aspectos son determinantes para la autonomía de una persona, por lo que deben analizarse e incluirse como muy importantes dentro del trabajo escolar.

Autoimagen, asertividad, estabilidad emocional. Este es uno de los aspectos más importantes en el desarrollo de la personalidad de las personas con diversidad funcional y más obviados de ser explicitados.

Sugerencias prácticas para realizar una correcta evaluación y en consecuencia planificar una adecuada habilitación (algunas publicadas por nosotros en Aljibe 2001)

–          Evaluación multidisciplinar.

–          Partir de las capacidades, no de los déficits.

–          Buscando las mejores vías de comunicación con el niño.

–          Ofrecer variedad de situaciones para poder realizar observaciones diversas.

–          Utilizar materiales cotidianos y conocidos por el niño.

–          Poniendo mucha atención en los procesos: estrategias de resolución de los problemas planteados, estilos de pensamiento y aprendizaje.

–          Ofreciendo al niño una amplia gama de materiales adaptados y productos de apoyo adecuados.

–          Desde una perspectiva de co-ayuda y de ejecución asistida si fuese necesaria.

–          Cuidando extremadamente no crear situaciones de fracaso y frustración en el proceso de evaluación.

–          Procurar un ambiente relajado.

–          Con la participación de la familia y de personas claves.

–          Siendo conscientes que cada evaluación es una oportunidad de aprendizaje y que ha de ser útil.

3.- Evaluar y Habilitar el entorno escolar.

Ante la evaluación de alumnado con necesidades educativas específicas hemos de tener claro que no sirve de nada evaluar sólo al niño o niña, sino se analiza el entorno donde va a desarrollar su vida escolar, el estilo de enseñanza del profesorado, la preparación técnica y la ideología.

Aspectos que no debemos olvidar para proponer su habilitación (adaptaciones de acceso):

–          Transporte adecuado con las condiciones de seguridad necesarios.

–          Accesibilidad física en todo el centro escolar, aula con espacio suficiente para deambular por ella, pizarras, percheros, estanterías a la altura del alumno.

–          Señalización accesible cognitivamente en todo el centro.

–          Aseo bien diseñado donde se puedan disponer de los productos de apoyo necesarios: camilla, grúa para trasvases, adaptador de inodoro, lavabo sin pedestal, barras de sujeción, ducha enrasada en suelo…

–          Mobiliario adaptado en todas las estancias donde tenga que estar el alumno.

–          Estabilizador o andador (si han sido prescritos por los médicos rehabilitadores del Servicio de Salud).

–          Triciclos, coches o reptador para recreos y educación física.

–          Materiales didácticos adaptados para facilitar la comprensión y la manipulación (lápices, tijeras, plástico antideslizante, adaptaciones con velcro, imanes, etc.)

–          Comunicadores en caso de ausencia de lenguaje oral.

–          Ordenador de uso personal con los periféricos adecuados en cada caso.

Bibliografía

-Basil, C., Soro-Camats, E. y Rosell, C. (1998). Sistemas de signos y ayudas técnicas para la comunicación aumentativa y la escritura. Barcelona: Masson.

-Baumgart, D., Johnson, J., y Helmstetter, E. (1996). Sistemas Alternativos de comunicación para personas con discapacidad. Madrid: Alianza

-Cardona, M. y otros. (2003). Guía para la atención educativa a los alumnos y alumnas con discapacidad motora. Junta de Andalucía: Consejería de Educación.

-Cardona, M. , Gallardo, Mª V. y Salvador, Mª L. (2001). Adaptemos la escuela: orientaciones ante la discapacidad motórica. Archidona: Aljibe.

-Gallardo, MªV. y Salvador, MªL. (1994). Discapacidad motórica. Aspectos psicoevolutivos y educativos.Málaga: Aljibe

-Kulot, Daniela (2007). “Una casa a medida” Faktoria K de Libros, Vigo.

-Necesidades Educativas Especiales : Alumnado con Discapacidad Motórica. CREENA. 2000 Pamplona (http://www.pnte.cfnavarra.es/publicaciones/pdf/necesidades_completo.pdf

-Rosell, C., Soro-Camats, E. y Basil, C. (2010). Alumnado con discapacidad motriz. Barcelona: Graó.

-von Tetzchner, S., y Martinsen, H (1993). Introducción a la Enseñanza de Signos y al uso de Ayudas Técnicas para la comunicación. Madrid: Antonio Machado Libros.

-VVAA. Manual de Atención al Alumnado con NEAE derivados de Limitaciones en la Movilidad (2010). Consejería de Educación. Junta de Andalucía. Sevilla. http://www.juntadeandalucia.es/educacion/portal/com/bin/Contenidos/PSE/orientacionyatenciondiversidad/educacionespecial/ManualdeatencionalalumnadoNEAE/1278660309068_03.pdf

Enlaces interesantes:

ARASAAC.- Portal Aragonés para la Comunicación Aumentativa y Alternativa. http://www.catedu.es/arasaac/

CEAPAT.-  Centro Estatal para la Autonomía Personal y las Ayudas Técnicas. http://www.ceapat.es/ceapat_01/index.htm

UTAC.- Unidad de Técnicas Aumentativas de Comunicación. https://sites.google.com/site/utacub/

CREENA.- Centro de Recursos de Navarra para la Educación Especial. http://centros.educacion.navarra.es/creena/

DISCANET.- Portal para personas con discapacidad. http://www.discapnet.es/castellano/Paginas/default.aspx

MOTORICOSINFO.-  Blog dedicado a la tecnología para personas con discapacidad motora.

http://motoricosinfo.blogspot.com.es/

Anuncios
Galería | Esta entrada fue publicada en Revista 16 - Diciembre de 2012 y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.