CRÓNICA DE LAS JORNADAS DE MADRID 2012

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Marcos Sopesén Veramendi

Acaban de celebrarse en Madrid las Primeras Jornadas sobre Formación y competencias del Profesional de la Orientación, y como asistente, he de decir, que han sido una estupenda reactivación, una recarga para mis baterías.

A veces, la rutina y la soledad en el trabajo son los peores enemigos de nuestro esfuerzo. Por eso es necesario refrescarse.

Unas jornadas profesionales son una pausa en el trabajo para poder tomar aire. Aire intelectual, para pensar con otros compañeros sobre lo que hacemos en lo cotidiano, y aire personal para compartir las emociones del día a día con los que mejor lo pueden acoger, los otros “currantes” del mismo campo.

Divididas en dos días, el primero se ha dedicado a dos mesas redondas y una conferencia, trabajando más desde la reflexión y puesta común, con temas como unas nuevas propuestas para la formación del profesorado, la Orientación en la Unión Europea, y los Sistemas de Orientación en las Comunidades Autónomas (quedó en el aire la conveniencia, o no, de unificar algo más estos sistemas, aunque se aclaró que en todas se trabaja desde unos mínimos comunes).

El segundo día, tres mesas de experiencias, en todos los niveles y ramas educativas. Estas mesas trajeron lo personal, el dinamismo y la riqueza del trabajo de muchos en las clases. Toda una exposición de energías en marcha. De este día, destaco especialmente el valor,  el respeto y la dignificación que se merecen los orientadores, profesores y trabajadores que se dejan las fuerzas en las aulas.

De todo lo vivido, no podría decir qué me ha gustado más. Desde la importancia de la formación, pasando por el reconocimiento a la profesionalidad de los compañeros, hasta el sentido que tiene una educación en lo emocional, o el respeto profundo a cada persona con la que trabajamos en nuestros centros, desde las edades más tempranas hasta las más avanzadas. Abarcando realidades como la Muerte, o el Silencio, o el sentido de la vida personal, o los alumnos con limitaciones físicas, el autismo…

Efectivamente, he respirado. Y he recibido conocimientos nuevos, energías renovadas, y alguna que otra dosis de buen humor.

Gracias a todos los participantes y ponentes, que me han llenado de ánimo. Y de esperanza, porque con la nueva Asociación de Orientación y Educación de Madrid, que se pone en marcha, ahora somos más.

Ya se sabe que la unión, hace la fuerza.

Gracias a todos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Revista 17 - Marzo de 2013 y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s